Angel Guinda: Guarra Guerra

El vino rojo es la sangre de la guerra que yo bebo en el cráneo de Goya. Bajo todas las tierras de la guerra la hiel echa raíces, los ojos se hacen fieros alaridos y los brazos del infierno se alzan hasta el sol. Lluvia de pólvora y mareas de metralla sobrevuelan las tierras de las guerras. Bajo sus cielos aterriza la muerte.

No conozco la paz: llegué tarde a la guerra, al brillo y al fragor de sus batallas.

El vino rojo es la sangre del dolor. El dolor que me lleva a cada guerra, sangre contra sangre derrochada. Pero la guerra está en aquella sangre, en esa sangre, en esta sangre, en todas las sangres: porque la condición humana es miserable, es la hemorragia de la aniquilación, el llanto de cristal de los niños abrazados al vacío como si fuera una madre.

La condición humana traga sangre, escupe sangre, bebe sangre, vomita sangre. La guerra estalla dentro de nosotros en cada gesto y en cada momento de soledad impuesta, de indiferencia, de desprecio, de insolidaridad, de abandono, de adiós, de adversidad, de silencio ensordecedor, de grito mudo, de maldad.

Como una inabarcable manada de caballos salvajes, batallones como olas borrachas se dan cabezazos contra los acantilados abriéndose la frente: así la guerra. Desenfrenados vientos de escuadrillas hincan sus dentelladas en las tinieblas derribando árboles a su paso: así la guerra. Y la barbarie avanza, avanza como una jauría de odio ladrando al suelo, al aire, a las nubes, a las estrellas, apartando la luz, apartando las sombras, apartando casas, abrazos y banderas, igual que el fuego aparta las montañas, ese fuego furioso que secaría el mar.

Aunque no sólo arrasan las armas convencionales y las armas químicas. Otras armas destruyen el espíritu: el fanatismo, las palabras vacías y estériles, la apisonadora de la realidad, el eclipse del misterio, la incultura, la información engañosa, la desinformación, negar asilo al perseguido, el espionaje, la dictadura.

¿Con qué armas incruentas podremos guerrear contra la guerra?

 

Angel Guinda

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Report from the Besieged City/Informe sobre la ciudad sitiada/گزارش شهر محصور/ Správa z obliehaného mesta © 2017 All Rights Reserved